18.7.17

Puentes singulares de Aragón 2: Sástago

 El puente de Sástago es de aquellos que bien vale una misa y hasta dos. Concretamente en Rueda si fuera posible.

Era y es, esperemos que se abra Rueda de nuevo, una excursión de primavera y otoño perfecta desde Zaragoza un paseo posible y que nunca podrá olvidarse por el páramo monegrino florecido o que ha recibido lluvias otoñales, desde las carreteras que desde la A-2 conducen a Sástago por Gelsa o la directa desde Bujaraloz. Allí se encuentran las prodigiosas saladas de Sástago.

Podemos ir a Uyuní en Bolivia de propio pero…

Tras quedar deslumbrados por la sal, llegaremos a un precioso altozano desde el que contemplar los meandros más bellos y perfectos de ningún río caudaloso europeo. Es una joya paisajística que apenas valoramos y solo encuentra parangón en los famosísimos ríos Amarillo y Colorado. Que atraviesan asimismo páramos lentamente. Cuyas poco caudalosas pero torrenciales en ocasiones aguas han generado bellísimas curvas, galachos y confusiones.
Para bajar a Sástago se debe atravesar este bellísimo e icónico puente del año 1941. Uno de las primeras magnas obras de la postguerra. Con una historia peculiar de distintos proyectos que fueron reforzando pilares desde el inicial, nada menos que de Serrano Suñer, al definitivo de Igoa Moreno.

Siempre he puesto a este puente como ejemplo de lo que en derecho se llaman actas de comprobación del replanteo. Los puentes y colegios se concebían en la época en Madrid por muy buenos ingenieros. Pero luego tenían que “encajar” en la realidad: en este caso meandros con agua en ocasiones a mucha velocidad tras superar una preciosa curva cerrada.

Este maravilloso puente sustituyó a otro de hierro semejante al de Zaragoza, destruido en la guerra. Es primo hermano del puente de Amposta, en el mismo Ebro y también muy airoso.
Pero puentes así he visto algunos por el mundo con gran emoción. Lo voy a hermanar, vez primera en esta sección, con el puente de Sant Louis, de concepción y fabricación francesa –taller de Eiffel-. Está en el norte de Senegal, desembocadura del homónimo río Senegal. Donde el Sahara se convierte en Sahel en esta bellísima ciudad colonial.

Nos despedimos con un guiño a nuestra numerosa colonia senegalesa. Con un poema de su primer presidente, el poeta Leopold Sedar Senghor, increíblemente relacionada con Zaragoza y Sástago en diciembre:

¡La neblina me da miedo!
Y esos faros ojos gritones de qué monstruos
Resbalándose en el silencio.
Esas sombras rasgando el muro     Y que pasan,
¿serán mis recuerdos    Que en larga fila van peregrinando?
¡La niebla sucia de la ciudad!

28/06/2017 Luis Iribarren

Canfranc bien merece un respeto mayor desde Madrid

El olvido es una causa de menosprecio y Aragón lo viene sufriendo décadas. Reconozco que el tiempo y los años me han vuelto más reivindicativo. Por eso un año más quise estar en Canfranc.

Para dirigirme a la estación pirenaica y darle más emotividad lo hice en el Canfranero desde la estación de Delicias. Pasadas más de cuatro horas que tardó en cubrir el trayecto de esos escasos 200 Kilómetros, finalmente llegue con el Tamagochi, el tren más antiguo y lento de España, al encuentro donde esperaban cientos de personas unidas en un interés común, la reapertura del Canfranc .

Allí se encontraban en la explanada de los arañones representantes políticos aragoneses y también de la Nueva Aquitania, así como las coordinadoras aragonesa Crefco y la de la parte francesa Creloc. Reconozco que en anteriores manifestaciones las viví como algo que esperas y deseas, pero como dijo Horacio “Las muchas promesas disminuyen la confianza”.

No es que las tenga todas conmigo, nos han defraudado tanto, pero en esta ocasión el ambiente era distinto. Sin dejar de ser reivindicativo, esta vez se habló de fechas para su  reapertura, acompañadas con partidas económicas en firme.

Mi esperanza está basada en el compromiso y  trabajo del gobierno aragonés a través de la consejería de vertebración del territorio y el de la mancomunidad de Bear, unido al interés general de nuestros dirigentes, verdad que unos más que otros. Pero ahora es certeza de llegar a buen puerto por la implicación de la Comisión Europea, financiando la mitad del estudio para la reapertura de la línea Pau- Canfranc- Zaragoza.  

Pero como decía me queda una duda. La racanería y el poco interés del gobierno central manifestado hasta la fecha, de este y de los anteriores, que siempre han estado sujetos al interés de nuestros vecinos. Vecinos que nunca han visto con buenos ojos su reapertura, al ver en el Canfranc un fuerte competidor para el paso de mercancías y pasajeros al resto de Europa.

Daniel Gallardo Marin

16.7.17

Los aragoneses se van a otros países a buscar futuro

Cuando hablamos de la despoblación de Aragón y planteamos iniciativas para luchar contra este enorme problema en nuestro territorio, hablamos de crecer, de traer nuevos habitantes, de redistribuir las posibilidades, de lograr empleo de calidad. Hay que hablar menos de despoblación, y empezar a trabajar muy en serio. Ya es muy complejo encontrar soluciones, y si además los datos van en aumento, será imposible.

Todo lo contrario a crecer, son los datos que hoy publica Heraldo de Aragón. El aumento de los aragoneses que se van al extranjero a trabajar. No se dan datos de los aragoneses que se van de Aragón a otros territorios de España, y que en muchos casos no dejar de tener su domicilio fiscal o empadronamiento en Aragón.

Pero todos estos datos, su crecimiento sobre todo, nos debería hacer reflexionar sobre lo mal que los políticos están trabajando la crisis económica, sobre todo por el aumento de las personas jóvenes que literalmente huyen de España y de Aragón, en búsqueda de mejores futuros. El aumento de la huída de la población con estudios superiores, es otro drama para Aragón.

Julio Puente

Mi año en Canadá llegó a su fin

Tras dos semanas en Aragón escribo esta entrada en forma tanto de recordatorio del año más importante de mi vida, como en forma de agradecimiento a todas las personas que han hecho posible esta experiencia.

Este año he conocido a gente maravillosa con la que sigo en contacto y espero volver a ver pronto. He vivido experiencias únicas que tenía pendientes por hacer en un futuro pero nunca me había atrevido o había encontrado oportunidad a hacer, entre ellas tubing, snowboard o rugby, actividades que voy a seguir practicando; y deportes que ya formaban parte de mi vida hace tiempo como puede ser el fútbol.


En cuanto al instituto, lugar donde más amigos conocí, no dejaba de sorprenderme desde que entre por aquellas puertas hasta que me tuve que despedir; Centennial HS es un instituto que acoge al doble de estudiantes que el I.E.S La Azucarera, mi instituto en Zaragoza, además de ser nuevos los dos, se puede apreciar la diferencia de estructuras teniendo el canadiense un gimnasio, un laboratorio y unas aulas en general bastante más grandes. No solo fueron esos detalles los que me sorprendieron, si no que el hecho de no haber un patio para el recreo y en su lugar haber diversos campos de rugby, fútbol americano, y field hockey me llamaron la atención desde el primer momento que fui allí. Las asignaturas no dejaron que desear ofreciendo las conocidas como académicas y siendo obligatorias, estando matemáticas, inglés e historia entre ellas, y las optativas, siendo educación física, cocina y liderazgo, los ejemplos que yo escogí.

En cuanto a actividades extraescolares yo decidí apostar por deportes, jugué a fútbol en septiembre lo cual me ayudó a hablar con más gente, y a pesar de que no ganamos, la gente que conocí es maravillosa, pero si algo recomiendo a próximos estudiantes del Centennial es que se apunten al equipo de rugby del instituto, donde no era la única que desconocía hasta las normas más básicas del deporte ni la única nueva integrante, apuntarme al equipo fue una de las mejores experiencias y decisiones de mi año en Canadá, éramos un equipo de 40 chicas que parecía una familia, todas nos apoyábamos y ayudábamos como si nos conociésemos de siempre. Pero si algo fue emocionante fue jugar contra una de las becadas que también decidió hacer rugby, Izaskun Manero; protagonizando uno de los partidos más intensos de toda la liga consiguiendo la victoria mi instituto por tan sólo un punto. Otro momento impresionante que viví con mi equipo fue llegar a semifinal tras ganar a uno de los mejores equipos de la liga en cuartos de final remontando un 12-7, gracias a un ensayo mío.
Dejando deportes e instituto a parte me gustaría hablar de la familia, reconozco que fui muy afortunada cuando me tocó vivir con ellos, tanto el padre como la madre siempre estaban dispuesto a apoyarme con cualquier duda o problema que podía tener, siempre buscaban eventos por la ciudad a los que yo podría asistir con mis amigos o me ayudaron, sobre todo al principio, a adaptarme e informarme del instituto, así como a conseguir cualquier material escolar que pudiese necesitar. Sus dos hijos, Bricen y Tathan siempre querían jugar conmigo y al llegar a casa siempre venían a recibirme para contarme qué tal les había ido el día y con quién habían jugado hoy, compartíamos mucho tiempo ya que, además de llevarnos bien, teníamos la suerte de que compartimos muchos gustos.

Por suerte, me tocó vivir en Calgary, a mi parecer una de las mejores ciudades de Canadá, siendo el centro muy moderno y siempre con gente, mientras que los vecindarios son más calmados y tranquilos. Me tocó vivir en una casa de película, en las que siempre pensaba que me gustaría vivir, con acceso directo a un lago, trampolín y tres pisos en un vecindario donde la gente siempre saluda aunque no supieses quienes eran. Calgary es la ciudad más poblada de Alberta, aunque no la capital, con el edificio más alto de Canadá fuera de la capital, Toronto; además cuenta con la Torre de Calgary réplica de la famosa Torre de Toronto. Esta ciudad cuenta con maravillosos paisajes estando situada a 2h en coche de las montañas rocosas, Banff, Canmore y el Lago Louise, de mis lugares favoritos de Canadá.

Para finalizar me gustaría agradecer a la Fundación Amancio Ortega por hacer posible esta experiencia, a RedLeaf por organizar todo este año y mostrar ayuda siempre que era requerida, a todas las personas que me han ayudado desde cualquier lado del océano siempre que lo he necesitado, y a todos los becados de Calgary por acompañarme en esta maravillosa aventura.


Muchas gracias. - Silvia Marqueta Salinas

14.7.17

Biscarrués, por sentido común y justicia

Biscarrués, y por ello Javier Lamban y José Luis Soro, son dos miembros del mismo gobierno en antagónica opinión con respecto al pantano. Presidente y Consejero no se han cortado un pelo en defender lo que cada uno considera de justicia. Mientras el presidente socialista del Gobierno aragonés  lo considera  de vital importancia para el desarrollo de los regadíos de Monegros, el presidente de Chunta Aragonesista y consejero de Vertebración del actual gobierno  en coalición con el PSOE, piensa que para este desarrollo hay  alternativas mejores.

Soro ha dado la enhorabuena por la paralización del embalse por la Audiencia Nacional a toda la gente que durante tanto tiempo ha hecho un frente común para llegar hasta el día de hoy. Los proyectos en esta nuestra tierra aragonesa se hacen eternos, y en consecuencia se tornan obsoletos, en este caso, afortunadamente.

El Pacto del agua en Aragón después de 25 años queda lejos de lo establecido por la Directiva Marco del Agua, que obliga a revisar la totalidad del ideario Hidrográfico y a buscar otras alternativas como ya se han hecho en otras zonas de secano bien sea a través de embalses, riego de superficie o  subirrigación, elevando el nivel freático.

Por eso sorprende que el Gobierno central considere Biscarrués “irrenunciable” y diga que garantiza su continuidad. Misma respuesta a la justicia del Gobierno catalán “lo diga quien lo diga no renunciaremos al proceso independentista”.

¿Para qué está la Justicia, pues?  

Dar ejemplo es la única forma de influir en los demás, pero aquí los únicos que han dado ejemplo son  la gente amenazada de la Galliguera. Han desarrollado la zona en torno al río Gállego, a pesar de la espada que pendía sobre ellos, mientras seguían luchando contra ese pantano absurdo. Ellos sí que dan ejemplo.
        

Daniel Gallardo Marin

13.7.17

Bares singulares de Aragón 3: Ragtime

Hay una opción vacacional siempre existente. Vivir Zaragoza y el resto de ciudades aragonesas. Quedarse para fluir sin agobios y para pensar. Trabajar en verano, porque da tiempo para incluso planificar bien el ocio del año siguiente, desde la tranquilidad. Comer excelentes menús del día a precios contenidos cuando en la costa dan…

A sabiendas, como en Semana Santa, que quienes provenimos del medio rural vamos a volver a trazar lazos y remendar redes en nuestros pueblos repletos en agosto.

Vienen bien entonces esas tardes de estío en Zaragoza de estudio y asentamiento de las redes. Seguir con el blog en agosto. Volver de los pueblos con trabajo y terminarlo el fin de semana siguiente. Vivir las programaciones culturales del centro Joaquín Roncal o ir a la filmoteca que no para. Ser el dueño de las calles en bicicleta.

Son esenciales entonces esos espacios urbanos fecundos en Zaragoza. Por dar opciones para una sabia huida de lo cotidiano, lo cotidiano son las permanentes noticias sobre vacaciones e incendios.

Entre todos, esos bares donde se produce un efecto Mogambo. Que te trasladan a otros sitios: como hace Al Kareni a Marrakesh, el bar Habana a Madrid y… especialmente para mí… El Mañana y el Ragtime a Londres, NY… y a muchos otros sitios el segundo…

 Ubicados en el Chamberí zaragozano, el barrio del Carmen lleno de espléndidas edificaciones racionalistas. Calles de por sí sombreadas donde se puede estar a 28 grados en un día de 40. Esos sitios protegidos del sol vespertino y donde los edificios han tenido algo de tiempo para no reverberar calor.

Calles con acacias todavía, donde hay algo de brisa y una suave humedad que generan estos árboles, acostumbrados en Kenia y Sahel a temperaturas con contrastes tan fuertes como Aragón. Las calles que contienen estos ya infrecuentes árboles que plantaron nuestros abuelos con buen criterio.

Entrar en el Ragtime es entrar en el Cotton Club de Harlem, es disfrutar de un bar de conversación sin televisión, es la contemplación de cómo viven el jazz en directo veteranísimos músicos zaragozanos.

Es admirar la limpieza de un bar hecho en los 80 y que sigue, como los 1.500 de los taxistas de la época, perfectamente limpio y niquelado. Lo que resalta la taracea antigua y muy buena ebanistería del local, cada vez de un color más miel oscuro.

La sombra y el ambiente del Ragtime evocan a Joseph Conrad y el hotel Raffles de Singapur. O escenifica Casablanca y el bar piano de Rick. Ir con un libro de poemas o de viajes, también de literatura negra, a este espacio que podría estar en San Francisco, en Nueva Orleáns o en Corfú… y dejar pasar la solana en los bajos de un edificio con muros suficientes para guardar un poco de fresca.
Hotel Raffles, Singapur. Cotton Club, Harlem. Avenida Duke Ellington, esquina Martin Luther King. Ahí queda esto, escrito oyendo la orquesta del gran Duke, mi jazz favorito… Tantas conversaciones en el Ragtime…

Momentos de deleite sencillo y efectivo. Zaragoza cosmopolita, ciudad no tan agobiante como para que sus habitantes vivamos nuestros sueños y aficiones después de trabajar. Todo eso representa mi querido Ragtime. Para mí y para personas de cualquier generación. Precedido de un café con hielo y lectura de periódicos en el Café de Levante.

Un valladar para las relaciones intergeneracionales en torno a una pasión compartida: la música.

30/06/2017 Luis Iribarren

Biscarrués ha ganado el futuro, este 11 de julio

Día 11 de julio.  A las dos de la tarde un grito que retumba y nos hace felices: “La Audiencia Nacional tumba la construcción del embalse de Biscarrués”. Nuestros rostros lo dicen todo y en silencio cada uno sabe que la noticia es importante, tan importante que las palabras se escapan o casi no tienen sentido, porque durante semanas temimos que una vez más la intolerancia y la sin razón inundara el lugar de la vida y del reino de los Mallos.

A las tres de la tarde nos despedimos y cada cual regresó a su cotidiana manera de entender la vida. Yo no era capaz de escribir y leí y recordé. Algún amigo en las redes sociales hablaba del triunfo de David contra Goliat y otros escribían sobre la justicia y el sentido común. Yo estaba paralizada, supongo que durante semanas el miedo me paralizó, porque solo la idea de pensar que el pantano de Biscarrués llegara a ser a una realidad me dejaba en la orilla más triste, en la inundada orilla en la que los pantanos han dejado a Aragón,  a sus pueblos y a sus gentes.
Pero ayer, 11 de julio, renació la esperanza y la victoria de los que siempre fuimos perdedores y remamos contra pantanos y contra intereses que nunca entendimos y que lo hacemos desde hace décadas sin insultar, con decencia y con rigor.

Once de julio y el Gállego surca imparable y libre en su destino y en su vida.

Ayer, 11 de julio,  fue un día grande para la libertad de Aragón, que a lo largo de la historia se ha hecho de luchas humanas, de voces que han sabido gritar y no han cesado por defender un río, un valle o un espacio de luz entre tu casa  y la mía.

Once de julio y yo me quedé en tu alegría que es la mía, que es la de tantos, que ya es imparable.

Y la primavera vuelve porque tú, mi profundo Gállego, eres la voz que nadie atrapa, la corriente que nos hace libres, la sangre que no es roja ni azul, el grito donde se esconden todas la cenizas de la vida y el otoño donde nos refugiamos para no olvidar. Para no olvidarnos.
Todos somos héroes en nuestras pequeñas batallas y cuando alguien nos pregunta: ¿Qué sientes? Entonces tragamos saliva y sabemos que a duras penas somos, pero también somos supervivientes entre las cenizas que otros nos dejaron y seguimos esperando a los amigos en las atardecidas de los Mallos, donde tus pies volaron sobre la muerte que hoy es mi recuerdo y nuestra esperanza.

Pero algunos jamás entenderán qué significa Biscarrués ni Yesa ni Jánovas y buscando su pequeña gloria que a Aragón nada importa se hacen insignificantes y ridículos, se hacen seres a medida de su mediocridad de palabras mediocres. El grito de No a Biscarrués es universal.
Ayer once de julio las gentes de Aragón, los aragonesistas de izquierdas, los herederos del socialismo aragonés gritamos desde lo más profundo de nuestras almas: “Biscarrués ha muerto”.

Ángela Labordeta

12.7.17

Biscarrués, siglo XXI

Hoy cualquier medio de comunicación de Aragón que se precie de ser aragonés, debe hablar de Biscarrués, debe señalar a las personas que con nombres conocidos han logrado un éxito. Aquí en breves horas lo escribirá mucho mejor que nadie, Ángela Labordeta. Y lo haré yo, con un texto que necesita un tiempo de elaboración que ahora no tengo.

Biscarrués es un triunfo de la razón. Es un triunfo del Aragón lógico, del Aragón que encara el siglo XXI. Cuidado pues es un pequeño triunfo, que si abrimos la mirada veremos que llega en un tiempo donde se siguen cometiendo errores de peso. Ganar Biscarrués es de alegrar, pero es tanto lo que hay que hacer por Aragón, que algunos errores asombran.

No dejaremos Biscarrués sin hablar en este medio, en esta ventana, pero necesitamos calma.

Julio Puente

11.7.17

Razones sobre el azud de Zaragoza. Y sinrazones

Resulta muy curioso que se forme una comisión técnica municipal para estudiar el futuro del azud del Ebro en Vadorrey Las Fuentes, y no haya entre los convocados, ni urbanistas, ni economistas, ni sociólogos convocados como tales. 

Incluso aunque se diga lo contrario, tampoco representantes de la Universidad pues el que se asigna desde la comisión como tal, asegura que no está en nombre de la Universidad de Zaragoza.

Es imposible resolver con garantías una decisión de este tipo sin urbanistas y sociólogos en las mesas técnicas de decisión, pues este tramo del río Ebro es un tramo urbano. 

Repito: URBANO.

Y por si hay dudas de la diferencia entre espacios de ciudad y espacios de terrenos naturales, consulten a sociólogos, geógrafos, urbanistas y economistas. Pero si no se les invita (geógrafos sí), mal vamos. En Europa sí entienden estas diferencias.

Mientras tanto tenemos que admitir que todo está decidido por algunas personas que ya venían de casa convencidas de que el azud había que cerrarlo para castigo de viejos políticos, aunque curiosamente en la primera reunión de esa mesa municipal técnica, la mayoría de los presentes abogaron por arreglar el azud con urgencia, según ellos mismos han dicho en las redes. 

Pero eso no gustó a los representantes políticos y se dejará para octubre el estudio, que es cuando el agua viene fuerte y no se puede arreglar hasta como pronto otra vez julio del 2019. Un pírrico éxito político, que se apuntan más de uno, a costa de los zaragozanos.

Por cierto y sobre la mosca negra. ¿No hay mosca negra o algas (macrófitos), aguas arriba o aguas abajo de Zaragoza? ¿Hace cuantas decenas de años en la zona de Cantalobos, aguas abajo, había mosquitos como puños de bebé? ¿No los hay en la zona de Grisén o Alagón?

Julio Puente

Zaragoza se queda sin proyectos de ciudad

La verdad es que si me preguntan por algún proyecto de mi ciudad que a corto, medio o largo plazo tenga alguna posibilidad de hacerse realidad, no sabría encontrar siquiera uno. Un batiburrillo de propósitos, muchos que en un borrador acaban en la papelera, conflictos con la justicia o despropósitos de difícil solución están a la orden del día.

Pero el tiempo pasa y Zaragoza sigue a la espera, mientras nos inundan a teóricas consultas participativas donde cada uno barre para su casa. Ahora parece, como debe ser, que serán los técnicos quienes planifiquen el proyecto del tranvía.

Acusaciones por el estado de parques y árboles que caen. El ayuntamiento acusa a la contrata de falta de mantenimiento y esta contrataca que no hay perras para pagar horas extras necesarias para llegar a tanto tajo.

Con buena fe, se suceden los líos por privatizar algunos de los 143 servicios externalizados, como el 010 o Ecociudad con dimisión incluida del presidente, el propio alcalde. En ese interés desmedido por carriles Bizi, eliminan el tráfico privado en un tramo de Sagasta para que pasen solo las bicis, y los coches que den la vuelta.

No faltaba más que el tema del Azud. Y ahí estamos en otra, una reparación no muy costosa para una obra de 25 millones y balones fuera que decidan otros. Los ecologistas, que el agua corra y los piragüistas, que con el estiaje actual y sin la tajadera van a tener que poner las piraguas a la venta.  

Pero si me permiten meterme donde me llaman, (también es mi dinero) el ayuntamiento dice que no hay para pagar  60.000 euros para los deportes acuáticos en nuestro río, y sí 150.000, y no es que me parezca mal, para la práctica del 'skateboarding', 'roller' o 'bmx', o lo que es igual para la práctica de deportes acrobáticos sobre ruedas. Hacemos poco y lo que ya está estorba.

Daniel Gallardo Marin

10.7.17

La DGA impulsa el Monasterio de San Juan de la Peña

José Luis Soro, consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón, ha firmado un convenio de colaboración con la Real Hermandad de San Juan de la Peña, representada por el Hermano Mayor de la Hermandad, Félix Longás, para seguir colaborando en la promoción y difusión de San Juan de la Peña como icono de la historia de Aragón.

El consejero Soro ha destacado el importante papel de la Real Hermandad de San Juan de la Peña en la difusión de la historia del Monasterio de San Juan de la Peña y ha señalado que este convenio pone por escrito algo que ya se va realizando, la colaboración en labores de difusión y promoción.

En este sentido, Turismo de Aragón y la Real Hermandad colaborarán en cuestiones como la celebración de actos en el monasterio viejo y la iglesia del monasterio nuevo, la disponibilidad de espacios para la celebración de actos y facilitar el acceso a visitas organizadas desde la Real Hermandad.

Por su parte, el Hermano Mayor de la Hermandad de San Juan de la Peña, Félix Longás, ha destacado la sensibilidad del Gobierno de Aragón con San Juan de la Peña y ha explicado el objetivo de la organización que es “la fidelidad y servicio con lo que San Juan de la Peña representa como centro de espiritualidad, cuna del Reino de Aragón y como seña de identidad de los aragoneses”.

Las visitas al complejo de San Juan de la Peña aumentaron en 2016 un 3% respecto al 2015 y alcanzaron los 93.000 visitantes. Este año, en el mes de marzo, se volvió a hacer visitable el Panteón Real, tras tres décadas cerrado, y que supone un espacio singular y único para entender la historia de Aragón. En este sentido, el consejero ha señalado que es una de las razones por las que siguen aumentando las visitas. En 2017 ya se registra un 7% más de visitantes que el año pasado en las mismas fechas y se alcanzan casi los 35.000 visitantes.
Turismo de Aragón impulsa las visitas teatralizadas

Por otro lado, el consejero ha anunciado la puesta en marcha de visitas teatralizadas al Monasterio Viejo de San Juan de la Peña. Se iniciarán el próximo 25 de julio, hasta el 18 de agosto, y tendrán lugar de lunes a jueves, a las 14.00 y a las 20.00 horas, y los viernes, a las 14.00 horas. José Luis Soro ha señalado que el año 2016 se realizó una prueba piloto con cuatro días de visitas, que funcionaron muy bien, y este año se llevarán a cabo de forma regular durante cuatro semanas. “Servirán para conocer más a fondo la historia del Monasterio de San Juan de la Peña” ha explicado Soro.


Aragonesxs: Gitano Manuel Tejuela y Payo Ryo Matsumoto

Tejuela y Farina, cantaores jondos y puristas del norte

Son dos caras de una no misma moneda. Manuel, nacido en León pero patriarca de la Madalena, es un gitano serio del norte. Que desarrolla un flamenco peculiar y casi áspero. El de Sabicas de Pamplona, el que simbolizaba el Pescaílla en Barcelona o ahora Poveda. Flamenco del norte. El flamenco de Rafael Farina, el salmantino.

La Peña Flamenca hizo mucho por la puesta en valor y reconocimiento de este cantaor distinguido de la edad de mi madre. Gitano de pocas palabras, muy bien vestido, elegante en el trato… el maestro Tejuela ha llegao a cantar en Pirineos Sur.
Peña Unión flamenca. Calle Heroísmo, hermoso rincón desaparecido, tragado por el juetapa.

Está bien que una persona de su edad con ese bonito quejío sabio y casi tembloroso haya echado raíces en los tercios de Zaragoza. Pero después de él parecía que venía el diluvio. Los gitanos saeteros de Huesca siempre han ido renovando sagas de cantaores con naturalidad, generación tras generación.

Es por eso que a la comunidad gitana de Zaragoza le ha caído como el santo advenimiento el Cigarrón de Jerez. Japonés pero gitano de otra tradición, la de Lola contra la de González.

Mi querido amigo Ryo Matsumoto, estrella extraña de Canal Sur, maestro de flamento y “pirateh” en Zeviya, ha cambiado Hispalis por Salduba. Ha venido a un lugar que siente especialmente. Ha captado perfectamente esa alma andalusí que también tiene Zaragoza, ese ambiente fraterno y hospitalario que a él le hizo acercarse al flamenco en Osaka.
Ryo Matsumoto, el Cigarrón de Jerez.
La llegada de Ryo ha supuesto la creación de un grupo de cante y baile estable, un tirón, que le hacía falta a los músicos flamencos zaragozanos. Hay algún buen guitarrista y cantante que tendrá la oportunidad de foguearse mucho más en las tablas con Ryo.

Nos ha llegado un gitano japonés y el legado de Tejuela no correrá ningún peligro. Bueno para el Casco Viejo de Zaragoza que está sufriendo el desalojo por carestía de alquileres de las comunidades que le dieron su sustancia.

01/07 Luis Iribarren