31.12.16

Deporte con las selecciones aragonesas


Tradicionalmente algunas comunidades aprovechando el parón navideño, y coincidiendo con el regreso a casa de jugadores alejados del terruño en su andadura profesional, comunidades como Cataluña, Andalucía, País Vasco, etc. programan cada año en estas fechas encuentros de fútbol entre sus respectivos combinados de jugadores autóctonos enfrentándose en torneos extraoficiales a selecciones de otros países.

Estas celebraciones más allá de lo estrictamente deportivo, en estos días, ayudan a avivar el sentimiento de orgullo por lo propio, por lo cercano, alejados en esos 90 minutos del mercantilismo globalizado que impera hoy día en el fútbol profesional.

Ha pasado una década y aún recuerdo con cariño ese encuentro que enfrentó a la selección de Aragón y a la de Chile. Fue algo diferente que no he sentido como seguidor zaragocista. El Himno, la bandera, el equipaje, el escudo que portaban nuestros propios jugadores, me emocionó.

Cierto que hubo otros enfrentamientos de Aragón con otras selecciones años atrás en épocas navideñas, pero estos siempre fueron contra formaciones de comunidades del territorio español. Algo que incomprensiblemente parece que en todos los territorios está decayendo.
Esa fue la primera y única vez que la camiseta con la franja cuatribarrada tuvo como oponente una selección de un país fuera de nuestras fronteras. Los aragoneses por nuestra idiosincrasia, salvo en contadas ocasiones, nos cuesta identificarnos con todo lo que Aragón representa a diferencia de otros territorios.

Sin dejar de querer lo nuestro, pero a veces por algún tipo de complejo ensalzamos más lo de fuera. Es por eso que estas cosas que refuerzan nuestra autoestima para los años venideros la Federación Aragonesa de Fútbol, Gobierno de Aragón y Ayuntamiento de Zaragoza tomarán nota aunque solo fuese por ese día al año, para lo que yo sentí, sentimos miles de aragoneses, se pudiera volver a repetir.

Daniel Gallardo Marin

Feliz Año Diferente y Entretenido, llamado 2017

No es lo mismo “la razón” que las razones, y en política (también) esto lo sabemos bien, pero nos lo callamos, lo disimulamos para seguir actuando según nuestras razones aunque muchas veces nos alejemos de la razón. El sentido común sería la razón. Y el sentido práctico las razones. Pero el sentido práctico depende de las miradas, del “para quién”, de los momentos urgentes, de los envoltorios.

Zaragoza ha tenido un mal año, Aragón lo ha tenido mejor. Se nota claramente el diferente tipo de trabajo que son capaces de realizar las instituciones de uno y otro lado, empleando algo tan básico y tan tremendamente positivo, como es el consenso. Se me podrá decir —y lo digo claramente para que nadie lo dude— que opino así por estar CHA dentro de una institución o fuera en el otro caso. Y es cierto, pero no por estar o dejas de estar CHA, sino por el componente de “razón” de estar, en el que intervienen los que están y los que propician que estén.

Curiosamente mi trabajo como político voluntario está directamente relacionado con el Ayuntamiento, y para nada con el Gobierno de Aragón. Lo que no me impide analizar las realidades que todos vemos, desde una óptica “de razón”. Y donde escapar tras las gallinas no es la razón, excepto que cambies las gallinas por conejos o ternascos. El Ayuntamiento lo está haciendo mal, por su incapacidad para hacerlo bien.

Por el camino que ha emprendido el Ayuntamiento de Zaragoza —y no digo ZeC, sino todo el Ayuntamiento— vamos al despropósito. Todos tienen razones para comportarse como lo hacen. Pero ninguno tiene razón. Unos no saben hacerlo mejor, otros nadan entre dos aguas, algunos son maestros de las zancadillas, los hay que son tan transparentes que no se les ve y luego están los lobos cazadores, agazapados entre la selva. Todos, repito, tienen sus razones. Todos menos los vecinos de Zaragoza, que con una gran ciudad a los hombros, ven como los gestores perdemos la razón del futuro.

Este 2017 va a ser más entretenido que el 2016. Aunque nos parezca imposible lograrlo. Nos vamos acercando al 2019 a una velocidad de crucero rápido, sin obstáculos insalvables, con las mentes claras llenas de razones propias, y dejando que vaya pasando el tiempo. Uno para olvidar estos malos cuatro años equivocados, y todos los demás para tomar posiciones en los escaques del tablero.  

La táctica de Mariano Rajoy, la de ver pasar el ataúd de tus enemigos mientras estás sentado a la fresca, va a sentar cátedra y se dará en los libros del siglo XXIII. Su táctica, y la falta de táctica de todos sus muertos. La culpa no es de Mariano, sino de los muertos.

Feliz Año Diferente y Entretenido.

Julio Puente Mateo

30.12.16

Por ese Aragón californio


Hace ya un año que empecé a escribir sobre mi Aragón onírico pero vivido. Desde una relativa experiencia vital, a mí mis viajes me han hecho conocer y amar más Aragón.
Comencé por subrayar la emigración montañesa oscense a California. Tan bien reconocida por el documental “Borregueros”. Acto seguido, asistí a la presentación de “Diarios de Nevada” de Bernardo Atxaga, que nuevamente me ha quitado una idea de libro, otra más, abordando los días en Reno de Paulino Uzcudun.
Parque Nacional Yosemite y Posest, Chistau. 
Montañas calizas que generan efecto Foehn y sequedas en Aragón-California.
Al comenzar más adelante la serie de “Visiones Singulares de Aragón” y otros Aragón y Zaragoza en el mundo no hablé de nuestra California que es todo el Valle del Ebro. De la sensación que se tiene en San Francisco Sur cuando, al llegar, respiras la primera bocanada de aire del Valle de San Joaquín, que es tan seco y poderoso como el nuestro.
Palmeras washingtonia en Calle Conde de Aranda-Avenida Pirineos y…
…el Strip de Los Ángeles, la mítica Sunset. Californización de Zaragoza.
Así que hemos hablado en otras ocasiones de la plantación de nogueras y envasado de nueces en Valonga, Binéfar.
Hoy, la avenida Pirineos me ha recordado que debo cerrar el ciclo con ese Aragón californio que tan bien se está potenciado por Aragón Film Comission.
Debido, precisamente, a ese parentesco que también guardan Aragón y California como platós. Esa emoción al pasear la calle Lombard y pensar en Steve McQueen, Sam Spade o Clint Eastwood. En el futuro, Aragón será visitado como escenario cinematográfico debido a nuestro buen hacer.
 Rambla Barrachina, Teruel, y Death Valley. 
Podéis intercambiar su orden y casi no se notaría.
Entrada redactada escuchando la poetisa de la frontera, asidua intérprete en Zaragoza. Mi reina de Tijuana, Julieta Venegas, una de cuyas letras compartimos:
Si quieres un poco de mí,  me deberías esperar. 
y caminar a paso lento,  muy lento 
y poco a poco olvidar,  el tiempo y su velocidad 
frenar el ritmo, ir muy lento, más lento. 
Ser delicado y esperar, dame tiempo para darte todo lo que tengo…
Feliz año, California de Europa con surf en la Loteta.

31/12 Luis Iribarren

 

Experiencias turísticas presentadas en y desde Aragón

El Gobierno de Aragón PSOE-CHA ha entregado, por primera vez, los “Premios a las Experiencias Turísticas” en una gala organizada desde el departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda con dos objetivos: dar a conocer la oferta turística experiencial de Aragón e incentivar al sector turístico para seguir trabajando en esta línea.

El premio a la mejor experiencia turística 2016 ha sido para la iniciativa de Tena Park, en Tramacastilla de Tena y en la que se propone “construir un iglú para dormir rodeado de montañas nevadas y degustar una cena con productos típicos de la zona y al calor del fuego de un refugio de montaña”. Además, para llegar hasta la zona, el trayecto se puede realizar con motos de nieve o en trineos tirados por perros nórdicos.

Las iniciativas finalistas que también han obtenido reconocimiento han sido las propuestas tituladas: “Enoaventúrate. Mushing entre viñedos” y  “Descubre la naturaleza: vive el Pirineo”. La primera actividad está desarrollada por Aventuras Bajo Cero  junto a las Bodegas Aragonesas, el restaurante Rodi y el Palacio de los Condes de Bureta y consiste en una ruta entre viñedos y paisajes. Respecto a la otra finalista, “Descubre la naturaleza: vive el Pirineo” se ofrece desde Atonpa y se ofertan 8 actividades a realizar desde junio hasta septiembre: hilando la lana, en busca del quebrantahuesos, recorrido etnobotánico, las abejas de la miel, ganaderos por un día, la vida secreta de las orquídeas, aventuras en el gallinero y el secreto de Jánovas.

El Consejero José Luis Soro explicó que “los turistas ya no buscan destinos, el destino ha pasado a un segundo plano. Lo que quieren es vivir experiencias, emociones, sensaciones. Y hoy ha quedado claro que en Aragón están los lugares perfectos para sentir momentos intensos e inolvidables, para ser feliz, para desconectar del día a día y reconectar con uno mismo, con lo mejor de uno mismo”; “en esta primera edición hemos conocido veinticinco iniciativas, veinticinco experiencias, que, dentro de la diversidad, tienen mucho en común: la puesta en valor de nuestros recursos, la búsqueda de los valores diferenciales, el convencimiento de nuestro potencial, la apuesta por la calidad, el trabajo bien hecho”.

El Plan Aragonés de Estrategia Turística 2016-2020 establece propuestas que sirvan para que Aragón sea el lugar en el que se vivan experiencias irrepetibles.  La convocatoria está dirigida a empresarios o entidades que realicen actividades en las que se generen recuerdos ya sea por su diversión, originalidad, innovación o “experiencialidad”.


Las experiencias turísticas presentadas en y desde Aragón han sido:

Enoaventúrate. Mushing entre viñedos (bodegas aragonesas, Rodi)
Dormir en la nieva en el valle de Tena (Tena Park)
Descubre la naturaleza: vive en el Pirineo (Atonpa)
Snowcooking Guayante-Cerler (Escuela hostelería Guayente y estación Aramón-Cerler)
Mis amigas las abejas (Casa Lanau)
Turismo Deportivo de Aragón (TDA)
12 meses, 12 catas (Bodega Sommos)
Huesca, días azules noches de estrellas (Espacio O.42. Centro Astronómico Aragonés, Agrupación Astronómica Huesca)
Tapas 10. Tapas de la provincia de Huesca (Empres. Hostelería y Turismo de Huesca y Diario Alto Aragón)
Albergue Granja-Escuela “El tío Carrascón” (Albergue el Tío Carrascón, Cerveruela).
La Fantasía de la Alameda-Soto de la Alameda en Utebo (Trarután)
Museo Minero de Escucha (Museo minero de Escucha)
La esencia del guerrero. Entre barro y algodones (Hotel Barceló- Monasterio de Boltaña)
Vacaciones naúticas, Mar de Aragón (Empresa de Turismo Activo Río Caspe-Aventura)
Turismo de Motor: tandas de motos para aficionados extranjeros (Motorland)
Prepyr365: practica el Prepirineo (Asociación Prepyr365)
Ruta Orwell (comarca de Los Monegros)
Fly-Pyr Santa Cilia: Cuatro en una (Empresa Fly-Pyr Santa Cilia)
Bus del vino Somontano “un viaje por los sentidos de Somontano” (Ruta del vino de Somontano)
Tirolina del Valle de Tena (José Luis Salicio y José Antonio Roig)
Parque de aventura de Torres de Albarracín (Albarracín Aventura)
Conviértete en guía en La Cuniacha (Parque faunístico de los Pirineos)
Astroturismo, Paleosalidas y Birding Tour (Asociación Turística Gúdar Javalambre)
Chocotour (Ayuntamiento de Zaragoza)

I Gala de Premios a la Mejor Experiencia Turística Aragonesa

Aragón en este año 2016 ha recibido a 3.165.638 turistas faltando por conocer el dato del mes de diciembre, una cifra que supera a los viajeros que visitaron Aragón en el año 2015 y que fue celebrado ayer en la I Gala de Premios a la Mejor Experiencia Turística Aragonesa que se celebró ayer en Zaragoza.

Profesionales del sector turístico aragonés se dieron cita en el edificio CaixaForum de Zaragoza, donde participaron 25 iniciativas aragonesas relacionadas con el patrimonio cultural, la naturaleza, el turismo de nieve, la gastronomía o la enología de la comunidad aragonesa.

La gala del I Gala de Premios a la Mejor Experiencia Turística Aragonesa, presentada por el periodista Miguel Mena, empezó con el retumbe de los tambores de Calanda, que dieron paso a las presentaciones de las experiencias turísticas de mano de algunos de sus promotores y que fue amenizada por otras exhibiciones, como las del carnaval de Bielsa.

Este acto, fue calificado como una «gran fiesta» para descubrir Aragón por el consejero de Turismo, José Luis Soro, pues se celebró el mismo día en el que el Instituto Aragonés de Estadística nformó que 3.165.638 turistas han visitado Aragón, superando la barrera de los tres millones registrada el año 2015 y también por encima de los visitantes del año de la Expo 2008.

Jorge Marqueta

29.12.16

Tenemos envidia de Calatayud. Malditas nieblas

Desde Calatayud nos llega este grupo de nueve imágenes de invierno, de hielos y sol, de belleza aragonesa de la dura, para convencernos a los zaragozanos que otro mundo sigue existiendo detrás de las nieblas. Rosa Ania y Luis Iribarren son los culpables de que ahora mismo, tengamos envidia desde Zaragoza. ¡Aghhhh!

Qué es Aragón Film y para qué nos sirve?

A finales de verano de 2016 se presentó la Aragón Film Commission, con el objetivo de atraer rodajes de todo tipo de producciones audiovisuales y convertirse en otro motor más del desarrollo económico de Aragón. Largometrajes, cortometrajes y anuncios publicitarios.

Se aprobó en Consejo de Gobierno y colaboran en el proyecto desde el Departamento de Educación, Cultura y Deporte, el Instituto Aragonés de Fomento, el departamento de Turismo de Aragón y la Corporación Aragonesa de Radio y Televisión, conformándose un grupo de trabajo dedicado a traer beneficios a Aragón a través del rodaje de producciones audiovisuales, utilizando estructura y recursos del Gobierno de Aragón y de los entes que forman parte de su sector público institucional.

En este marco de colaboración desde Turismo, en colaboración con la Aragón Film Commission y las oficinas fílmicas de Aragón, se organizó un viaje hasta Aragón organizado para dar a conocer los espacios que tenemos, su conocimiento y familiarización para Joe Abel y Bob Craft de Los Ángeles (EE.UU.) especializados en la búsqueda de localizaciones para el rodaje de audiovisuales.

Incluyó la visita a lugares tan diferentes como el Monasterio de Piedra, el Castillo de Loarre, los Monegros, la Estación de Canfranc, el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, los Mallos de Riglos, Albarracín, Mora de Rubielos, Jaca, Zaragoza, Teruel, Huesca, Belchite, Calatayud, la laguna de Gallocanta, L’Aínsa, Graus, San Juan de la Peña, Rambla Barrachina, Ansó y Echo. Económicamente es una actividad con gran capacidad de crear beneficios en las zonas donde se trabaja la producción  y además sirven para promocionar la imagen de Aragón en el exterior.

Jorge Marqueta

28.12.16

Quiero verte, Zaragoza

Mi primer recuerdo de Zaragoza tiene mis cuatro años y en ese instante sé que me siento como una nube olvidada llena de tristeza sin arraigo. Tengo cuatro años y llego de Teruel, del paraíso en el que mi abuela me fabricaba pájaros de fieltro para que yo los cogiera en la mañana y les invitara a volar. 

Y volaban, os aseguro que volaban. 

Mi segundo recuerdo de Zaragoza tiene que ver con el delirio: estoy en un patio de colegio, sentada en una escalera y sin hablar con nadie; entonces llega un niño y me empuja y yo caigo sobre la gravilla y la cabeza empieza a sangrar y comienzo a llorar y grito Teruel y la profesora me abraza y me dice que una cuquera es razón de vida, y yo dejó de llorar y no entiendo nada y pienso que esta ciudad, Zaragoza, no me va a gustar. 

El tercer recuerdo corre entre las manos de mi padre y de mi hermana y una habitación soleada de hospital, donde mi hermana pequeña acaba de nacer y mamá está preciosa, deliciosamente pálida, y preciosa.

Fue ese día, aquel 20 de octubre de 1971, cuando supe que algo así como un cordón umbilical invisible me acababa de lanzar al corazón de esa ciudad llamada Zaragoza y con la que iba a crecer, inevitables las dos, desde la locura hasta el amor; desde la libertad al fracaso; desde el olvido a la sinrazón; desde su nombre hasta mi oculta cadera; desde su risa hasta el maldito desorden de quienes quisieron ordenarla con vagos y necios criterios. 

Mi Zaragoza me susurró con mis quince años sus más oscuros secretos, que yo cumplí mientras aquel coche se movía por los rincones de la noche bajo los acordes de Radio Futura y Los Especialistas. Mi Zaragoza me contó en silencio cómo debía mirar al Ebro y de qué forma debía dejar de respirar para pasar bajo el túnel de los deseos. Mi  Zaragoza me columpió, cuando con dos pesetas compraba sidral y regaliz y me escondía para pensar que lo de tus pupilas era también efecto del sidral y del regaliz.

Mi Zaragoza se fue haciendo mayor y yo me refugiaba siempre en los mismos rincones, esos que eran hermosos porque nadie había conseguido destrozarlos y en las que todavía soplaba el cierzo y la risa.

Así mi Zaragoza y yo fuimos haciéndonos cómplices de tantas y tantas palabras y pronto aprendimos a distinguir las voces, y ya no nos costaba saber quién llegaba para herirnos y quién se acercaba hasta nosotras para forjar un futuro de ciudad madura, hermosa, vanguardista, humana, justa, culta, moderna; una ciudad de barrios y de centro; una ciudad que en tardes de agosto me contó que hubiera querido tener la solera de sus años chicos, que hubiera querido abrazar lo extraño del mismo modo que lo propio y que la peor de sus suertes llegó con aquellos señores que decidieron que Zaragoza era suya y no la supieron escuchar y se dedicaron a romper lo cotidiano sin atender su latido.

Y ella, Zaragoza, tuvo que guardarse de sus propias fronteras para que no siguieran rompiéndola, para que la respetaran y dejaran de querer “ser” a costa de ella: ella, que solo quiere ser ciudad.

A veces, Zaragoza, pienso que te voy a atar con todas mis fuerzas, para que nadie te rompa, para que nadie te burle, porque quiero verte contenta, amada y libre. Quiero verte, Zaragoza. 

Tarazona florentina. El Aragón con sol


Para la madre de Olga, turiasonense clásica y elegante
En Zaragoza ya no sabemos si cortarnos las venas, dejárnolas largas o subir con ayuda del Servicio Aragonés de Salud cada día en ambulancias a Fuendetodos para ver el sol.
No podemos más, el cambio climático cada vez nos asola con más nieblas mientras que nuestro entorno donde llovía y nevaba en invierno, en el Valle del Ebro, cada día está más seco.
Es la única paciencia que podemos tener los de espíritu no británico. La niebla, precisamente, salvó donde se produjo el año pasado a los cultivos de huerta y frutales de su adelantamiento irremisible. Retrasó la floración y, por tanto, tiene un efecto bálsamico, da humedad y evita la evapotraspiración de los melocotoneros de Fraga. Provoca los singulares cardos de Cadrete y las alcachofas de la huerta de Montañana. Y, en fin, es conveniente.

Por el contrario, quienes están no tan lejos como nuestra lectora y  autora rabalera Olga Neri, residente en Tarazona en Navidad, nos remiten estas espléndidas imágenes con una luz cenital. Que nos transportan a una Turiaso florentina.
Una ciudad que no desmerece en nada, como tantas aragonesas, a cualquiera de las ciudades de su población toscanas. Como Vinci, San Gimignano –hermana de Sos- o Pienza. Ciudades renacentistas con las que nosotros también contamos. Quizá seamos el único escenario en este sentido comparable a la magnificencia de las ciudades intermedias italianas.
Como gran lectora que también es debemos dedicarle un Dante a Olga y a Tarazona. Nuestra pequeña e individual divina comedia, nunca sabiendo porqué nacimos aragoneses, común a todas y cada una de nuestras vidas:
Del camino a mitad de nuestra vida
encontréme por una selva oscura,
que de derecha senda era perdida.

¡Y cuánto en el decir es cosa dura
esta selva salvaje, áspera y fuerte,
que en el pensar renueva la pavura!

28/12 Luis Iribarren

Qué somos como Aragón, y qué deberíamos trabajar más?

Cuando hablamos de la despoblación de Aragón, la ponemos en su sitio si la centramos con arreglo al espacio que ocupamos como territorio. Nuestros 47.719 km2 nos daría para poder meter en Aragón a todos los ciudadanos del mundo y dotarlos a cada uno de casi 7 metros cuadrados de espacio. Esto supone unos 100 metros cuadrados de superficie para cada ciudadano del mundo en edificios de siete alturas con jardines privados (300 m2 por familia). Caben pues todos en Aragón.

Si nos repartimos todo Aragón entre los aragoneses, nos tocan a cada uno 36.500 metros cuadrados. Unos cinco campos de fútbol por habitantes aragonés. Jopetas, nos sobra espacio o nos faltan aragoneses.

Aragón es el 0,032 % de las tierras de todo el planeta. Poca cosa ¿no?, bueno, según como lo miremos. Caben 3.150 Aragón en todas las tierras de este planeta. Pero somos el 0,018 % de la población mundial. Podría haber en el Planeta un total de 5.657 sociedades del tamaño de Aragón. Pero sigamos con los datos para centrarnos en la despoblación.

En total hay 131 países que son más grandes de tamaño que Aragón. Muchos, si. Pero son más pequeños que Aragón países como : Dinamarca, Holanda, Suiza, Bélgica, Armenia, Albania, Israel, Eslovenia, Kuwait, Jamaica, Líbano, Chipre, Puerto Rico, Palestina, entre casi un centenar más de países o territorios independientes.

Por habitantes ocuparíamos la posición 156, por encima todavía de países como: Chipre, Guinea, Estonia…, y poco más. Poco más que sea conocido e importante. Namibia, Jamaica, Catar o Albania tienen el doble de habitantes que Aragón. Somalia, Sudán del Sur, Namibia, Zimbabue, Camboya o Zambia tienen unas 10 veces más habitantes que Aragón. Los japoneses son 100 veces más numerosos que los aragoneses.

Nuestro PIB per cápita es curiosamente muy similar al de Kuwait (muy mal repartido en este país, es cierto) y al de Corea del Sur. Como es superior a la media de España, estaríamos por debajo de Italia en el puesto 31 de todo el mundo.

Pequeños, muy poco poblados pero casi metidos en ese grupo de la cabeza económica de los países mejor servidos. Así es Aragón. En la quinta posición de España en PIB per cápita 2016, solo superados por Madrid, País Vasco, Navarra y Cataluña. Un buen puesto, sin duda. Ponemos a veces a Extremadura como ejemplo de parecido territorio, pero nuestro PIB es un 58% superior al de los extremeños. Nosotros en Aragón nos movemos sobre los 25.550 euros per cápita y ellos tienen 16.660 euros.

¿Y para qué sirven todos estos datos, si queríamos hablar de la despoblación? Pues para ver que tenemos mimbres para estar mejor, para admitir que Aragón puede y debe trabajar muy en serio para resolver nuestro escaso peso poblacional en Europa y España. Para revertir la caída de población, para diseñar un Aragón del Futuro, pues siempre muy complicado, partimos de una base buena.

¿Si fuéramos más, seríamos todos un poco más pobres? Pues estadísticamente es posible. Pero lo seríamos ahora, en los números de los boletines. Todo país tiene varios activos que lo convierten en rico o en pobre, en sociedades con futuro o en sociedades terminales. El territorio, las fronteras a ser posible marítimas, el clima, la vertebración, pero también el número de personas que lo habitan y su calidad como sociedad.

Aragón está geográficamente en un punto excelente para hacer valer su posición, sin tener costa marítima que le facilite los movimientos de personas y mercancías. Somos la puerta hacia Europa, y esto no siempre se nos respeta. Estamos en el centro de un extensísimo territorio del sur de Europa, con posibilidades de acceder a quince millones de habitantes en una distancia corta de tren o coche. Pero además en un punto estratégico muy idóneo para —trabajándolo más— ser un punto de referencia del Sur de Europa hacia América o Asia, sobre todo en mercancías pero también en pasajeros, en movimientos aéreos.

27.12.16

Es la despoblación, queridos aragoneses

Hoy Heraldo de Aragón ha publicado dos páginas sobre la despoblación en Aragón, poniendo de manifiesto una vez más el enorme problema que representa para Aragón la despoblación que se nos antoja irreversible. 

Cuando parecía que empezábamos a remontar levemente en número de aragoneses censados, desde el año 2013 y por efectos de la crisis económica, estamos volviendo a bajar a cifras similares a las del 2007.  

Tener un 1.300.000 aragoneses es muy poco para el enorme territorio que tenemos, y además están muy mal repartidos.

Estamos pues ante una década perdida y delante de un problema muy grave para Aragón, del que no existen fórmulas mágicas. Todxs vamos a tener que poner mucho de nuestra parte, pues los nuevos habitantes no vienen del cielo ni los trae la casualidad. ¿Todavía no lo asumimos cada unx de nosotrxs como un grave problema?

Los aragoneses no queremos tener más hijos, y además muchas veces nos da la sensación de que tampoco queremos que vengan personas desde fuera de Aragón a vivir con nosotros. El futuro si no lo remediamos, y a corto plazo, un enorme desierto mal repartido además, con algunas manchas habitables y mucha soledad. ¿Estamos todos valorando bien lo que esto supone?

Supondrá menos poder político, menos respeto desde territorios vecinos, menos economía, abandono de servicios, enormes costes de cualquiera de ellos por las enormes distancias, zonas totalmente deshabitadas, empobrecimiento, pérdida de identidad como territorio capaz e histórico. Quedará Zaragoza y una docena de localidades capaces de atraer a los aragoneses colindantes. El resto veranos y fines de semana.

Me consta que desde el Gobierno de Aragón están muy preocupados ante esta realidad persistente. Pero más preocupados todavía ante la falta de medidas concretas con las que atajar este problema que se está convirtiendo ya, en un drama para algunas Comarcas aragonesas.

He planteado alguna vez ya en este blog, realizar trabajos selectivos, casi de ingeniería social, de sociología manipuladora, para lograr diseñar un Aragón nuevo con más localidades de 5.000 y 10.000 habitantes que fueran capaces de ejercer de imanes a inversiones diferentes a las actuales. Suena fatal, pero no hay muchas más posibilidades. Eso o la muerte como territorio. Muerte lenta, pero inevitable.

Aragón debe creerse que estamos ya en el siglo XXI, en el de las migraciones, y para ello debería comenzar a realizar con mucha contundencia un trabajo pactado entre todas las fuerzas sociales, de pedagogía social para explicar qué supone este problema y ante qué tipo de soluciones nos vamos a tener que mover, si queremos incidir en resolverlo.

No vamos a poder dar soluciones en el corto plazo, debemos pensar ya en nuestros hijos y nietos, en un nuevo Aragón abierto, como siempre ha sido a lo largo de su historia. Y hacerlo bien supone explicarlo muy bien y saber trabajar con audacia y mucha dedicación social.

Julio Puente Mateo

Aragón es lo que importa, lo que seguirá quedando

En política, parece como si el tiempo fuera a velocidad de vértigo, pero a la vez transcurre pausado, casi detenido: contradicciones humanas existenciales y subjetivas, complicadas de resolver; flash-back que hacen retroceder a la onírica sensación de lo acontecido.

En el espacio temporal recorrido de forma frenética durante este último año, en el que desde CHA se han tenido que tomar decisiones delicadas, de ésas que hacen madurar a las organizaciones, vemos como en demasiadas ocasiones la política es cuestionada desde la placidez ajena de los sentidos del que nada tiene que perder y se puede permitir opinar, incluso criticar rabiosamente, detrás de una barrera reconfortante, virtual y protectora, sin aportar absolutamente nada al bienestar colectivo: adalides de la antipolítica, cuya derivada conocemos de sobra por estos lares.

Políticamente, en Aragón, estamos inmersos en una situación novedosa, rocambolesca y a la vez esperpéntica, en la que, descartadas definitivamente, el día veintinueve de octubre, unas terceras elecciones en el ámbito estatal, tras dos convocatorias en seis meses, una formación política con una importante representación en las Cortes de Aragón, ni de derechas ni de izquierdas, supuestamente transversal, incapacitada para el "sorpasso", al menos de momento, se niega sistemáticamente a mantener negociaciones sobre los presupuestos para 2017 con la izquierda aragonesa, pero a la vez no tiene ningún rubor para negociar determinados sillones con esos mismos interlocutores. ¡Cosas veredes!

Esta decisión, de no ser corregida, y que afecta directamente a la gobernabilidad de las instituciones,  afecta de lleno a la credibilidad de la izquierda y a su desprestigio ante los ojos de los electores, lo que dejará campo abierto para que la derecha se instale cómodamente en las instituciones de nuestro país. Además, condicionará de una manera muy directa el día a día de la ciudadanía aragonesa.

Quizás nada tengan que aportar y de ahí su negativa, o quizás sea más fácil transitar desde la placidez de los sentidos…, detrás de esa barrera reconfortante, virtual y protectora, sin ofrecer absolutamente nada al bienestar colectivo.

No se puede engañar a la gente, ni a tu propia "gente", durante todo el tiempo, pues al final acaban descubriendo que tu utilidad se puede llegar a transformar en la más útil de las herramientas del poder y eso tiene su coste.

Excusar la participación en la negociación de los presupuestos de Aragón, también tiene indefectiblemente reflejo en los presupuestos de la ciudad de Zaragoza, gobernada por la marca blanca de ese partido, y como un castillo de naipes, deriva a su vez sobre el entorno de su Área Metropolitana, por la existencia de una imprescindible interrelación humana, social y económica.

Es decir, esa estrategia personal o partidista, miope y mezquina, de seguidismo del canon centralista, coloca a las aragonesas y a los aragoneses de rehenes o de peldaños quebrados para su deseado asalto al cielo de Madrid, nada más lejos de los intereses que deberían defender como representantes de la ciudadanía aragonesa. Ya dijo Gregorio Briz, Portavoz de CHA en las Cortes, que "el aragonesismo no es cuestión de ponerse la etiqueta, sino de militar en él, ejercer de aragonesista y defender los intereses de Aragón en todo momento".

Ante esta situación y ante este tiempo de densa boira que mantiene las mentes perdidas en la efímera fama, está claro que desde un partido responsable, aragonesista y de izquierdas como CHA, y que responde única y exclusivamente a los intereses de las aragonesas y de los aragoneses, se debe llevar una política nítida ante la ciudadanía y coordinada en lo interno, en la que prevalezca el interés que mejor sabemos defender: el de la gente que vive en Aragón. Y que cada cual responda por sus hechos.

Antonio Angulo Borque
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...